De China a Colombia, 5 ciudades vuelven sus calles más seguras gracias al diseño urbano


Calle Joel Carlos Borges en São Paulo. © Pedro Mascaro/WRI Brasil

Calle Joel Carlos Borges en São Paulo. © Pedro Mascaro/WRI Brasil

En 2015 la comunidad global se comprometió a reducir a la mitad las muertes y los heridos graves a raíz de accidentes de tránsito hasta 2020. Al día de hoy, las ciudades aún no son seguras: más de 3.200 personas muertes cada día en este tipo de accidentes en todo el mundo y se espera que el número se triplique hasta 2030, a medida que aumenta el número de vehículos en las calles. Además entre 20 y 50 millones de personas quedan heridas o sobreviven con graves secuelas.





Los impactos ocurren de forma generalizada. La productividad económica disminuye. La calidad de vida empeora. Y como es de esperar, las ciudades con estructuras viales mal diseñadas son las que peor lo pasan. De hecho, 90% de las muertes en accidentes de tránsito se dan en países subdesarrollados.

Por suerte, estamos siendo testigos de una tendencia global por repensar cómo las calles deben ser diseñadas para todos los usuarios. Volver los espacios urbanos más seguros solía estar limitado a ciertas ciudades europeas como Amsterdam o Copenhague, lugares donde un buen diseño urbano ha sido puesto en práctica en los últimos 40 años. Hoy, esas mejoras son visibles en todo el mundo.

En esta selección destacamos cinco ciudades en el sur global que están cambiando la forma en que las personas viven sus ciudades. Cada una de ellas está implementando intervenciones innovadoras de diseño, como parte de la Iniciativa Bloomberg para la seguridad global en el tránsito.

São Paulo, Brasil


Antes y después de la calle Joel Carlos Borges. © Daniel Hunter y Pedro Mascaro/WRI Brasil

Antes y después de la calle Joel Carlos Borges. © Daniel Hunter y Pedro Mascaro/WRI Brasil

La calle Joel Carlos Borges conecta la estación de trenes Berrini con el centro financiero de São Paulo. La estación atiende a miles de usuarios diariamente. Antes de septiembre de 2017, la calle tenía estrechas veredas que no lograban acomodar con seguridad el intenso flujo peatonal: cerca de 22,5 personas por vehículo durante la hora peak.

Como la calle es el principal camino hasta la estación, representaba un gran riesgo para la seguridad de las personas. La ciudad decidió rediseñar Joel Carlos Borges para incluir más espacio para los peatones, mejorar la señalización vial, disminuir los límites de velocidad y agregar mobiliario urbano e infraestructura verde. Las veredas estrechas y maltrechas ahora tienen 3,5 metros de ancho, ofreciendo un amplio espacio para el tráfico peatonal.

Ensanchar las veredas y estrechar las pistas vehiculares reducen la velocidad del tráfico y crean una experiencia más agradable y segura para todos. Este nuevo y mejorado diseño de calles completas no solo proporciona padrones de calles más seguras, sino también recuerda a los conductores que la seguridad peatonal es crucial y debe ser su prioridad cuando manejen.

Esta fue la primera intervención vial temporal en la capital paulista y fue bien recibida por el público. La ciudad ahora está desarrollando esfuerzos similares en otros lugares de la urbe.

Fortaleza, Brasil


Antes y después en Cidade 2000. © Rodrigo Capote/WRI Brasil

Antes y después en Cidade 2000. © Rodrigo Capote/WRI Brasil

Cidade 2000 es un barrio residencial diurno y un agitado barrio de restaurantes nocturno. A pesar del gran volumen peatonal, el espacio de la calle estaba fuertemente dominado por vehículos, dejando vulnerables a peatones y ciclistas.

Para mejorar la seguridad peatonal, Fortaleza anunció en mayo de 2017 la creación de un Área de Tráfico Tranquilo (Área de Trânsito Calmo), transformando 1.200 metros cuadrados destinados a estacionamiento en una plaza peatonal.

En septiembre del mismo año, el barrio vivió la primera transformación temporal llamada Cidade da Gente: la intervención incluyó la eliminación de una pista vehicular, la disminución del límite de velocidad a 30 km/hr, el ensanchamiento de las veredas y la implementación de bordillos y cinco nuevos cruces peatonales. La transformación también incluye infraestructura verde y mobiliario urbano para crear un espacio claramente peatonal y volver la calle más acogedora.

El proyecto demostró a los residentes cómo el urbanismo táctico puede traer vida nueva a las calles degradadas. Debido al positivo impacto por parte del público, la intervención temporal se está convirtiendo en una permanente. La Alcaldía también anunció que la ciudad realizará intervenciones similares de bajo costo en otras zonas.

Bombay, India


Nagpada, Bombay. © WRI Índia

Nagpada, Bombay. © WRI Índia

El cruce de Nagpada, como otros tantos en Bombay, es caótico y desafiante para todos los usuarios, motorizados o no.

La intersección triangular conecta seis calles principales y alimenta a muchos distritos escolares cercanos. En hora peak, el lugar alcanza 3.000 vehículos por hora, creando largos atochamientos. Los peatonales tenían poco espacio en la vereda y lo que existía estaba en condiciones muy precarias. Todos estos factores redundaban en una intersección ineficiente, peligrosa y confusa. Los datos de accidentes viales revelaron que Nagpada era responsable de un tercio de todas las muertes por accidentes de tránsito en Bombay.

En agosto de 2017, la geometría triangular de la intersección fue modificada temporalmente para canalizar el tráfico y proporcionar caminos más seguros para los peatones. Las distancias de cruce fueron reducidas y se instalaron pasos de cebra (pasos peatonales) en todos los lados de la intersección. El proyecto también recuperó un gran espacio de estacionamiento ilegal y lo transformó en una plaza. El caótico cruce se volvió en un lugar de encuentro para la comunidad. El nuevo diseño facilitó la instalación de un policía de tránsito en el centro.

El éxito del rediseño de Nagpada llevó a la Alcaldía a comprometerse con su implementación permanente.

Bogotá, Colombia


Carrera 80 con Calle 43 Sur, Bogotá. © Carsten Wass y José Segundo López/WRI

Carrera 80 con Calle 43 Sur, Bogotá. © Carsten Wass y José Segundo López/WRI

El barrio de Kennedy, en Bogotá, es conocido por su intenso tráfico peatonal y ciclista. Para muchos bogotanos que viven en la periferia de la capital colombiana, la bicicleta suele ser la manera más conveniente de traslado entre casa, trabajo, escuela y otros destinos.

Entre 2013 y 2017, se registraron 61 accidentes de tránsito —incluyendo un muerto— en el cruce de Carrera 80 con Calle 43 Sur. Peatones y ciclistas corrían el riesgo debido a la falta de señalización y semáforos peatonales. La presencia de bandejones centrales mal proyectados a lo largo de la ruta conducía a los ciclistas en sentido contrario de los vehículos y aumentaba los conflictos con los peatones.

Para garantizar condiciones más seguras a todos quienes circulan en el sector, la Alcaldía rediseñó el cruce en enero de este año. La remodelación incluyó la reducción de los bandejones centrales para mejorar la seguridad de los ciclistas y peatones, ensanchando el espacio para bicicletas y veredas peatonales, mejores desniveles de acceso a las veredas y ciclovías, además de semáforos para peatones. La remodelación proporcionó un camino seguro, continuo y separado para los ciclistas y mejoró el confort y la seguridad de los peatones.

Shanghai, China


Calle Zhengtong en Shanghai. © WRI China

Calle Zhengtong en Shanghai. © WRI China

La avenida Zhengtong conecta el distrito comercial de Yangpu con una escuela secundaria y el campus de la Universidad Fudan en Shanghai. La avenida de 15 a 20 metros de ancho recibe un tráfico mixto e intensos flujos peatones.

Zhengtong no tenía una infraestructura peatonal y ciclista de calidad, lo que dificultaba el paso seguro de personas a pie y en bicicleta. Otra preocupación era el cruce peatonal en frente de la escuela, dejando en permanente riesgo a quienes se atrevían a cruzar la calle.

Para promover un ambiente más seguro, el barrio de Yangpu instaló ciclovías protegidas y mejoró las veredas. El distrito también estrechó la calle, facilitando el cruce de peatones, añadió materiales reflectantes (alimentados por paneles solares) en los paraderos y colocó marcadores en las calles, señales de alerta y otras placas en frente de los recintos educacionales.

La transformación de la calle fue bien recibida por los funcionarios del distrito y fue calificada como positiva por los ciclistas y estudiantes. La calle Zhentong ahora sirve como ejemplo de seguridad vial en sectores que cuenten con colegios cercanos en la ciudad de Shanghai.

Las calles son algunas de nuestros espacios públicos compartidos más importantes, pero también son uno de los más desafiantes y descuidados. Las ciudades de todo el mundo están percibiendo que pequeños cambios de diseño como estos generalmente producen resultados positivos a gran escala.


Nikita Luke es asistente de investigación en salud y seguridad vial en WRI Ross Center for Sustainable Cities.

Ben Welle es gerente global de salud y seguridad vial en WRI Ross Center for Sustainable Cities.

Vía TheCityFix Brasil.

Deja un mensaje

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.