default logo

Villa Salame / Jonathan Canetti Architecture & Design + Architect Noam Dvir


© Boaz Lavie

© Boaz Lavie
  • Contratista: Ben Rosenberg

© Boaz Lavie

© Boaz Lavie

Descripción enviada por el equipo del proyecto. Villa Salame se encuentra en la zona sur de Tel Aviv, en medio de callejones llenos de garajes y tiendas de artesanía. Abandonada durante muchos años, la casa fue construida originalmente alrededor de la década de 1850 como una propiedad residencial para el propietario de un huerto y su familia, con un patio interior en un estilo árabe típico local.


© Boaz Lavie

© Boaz Lavie

Mientras planeaban la renovación, los arquitectos pensaron en la casa como un moderno oasis mediterráneo en el corazón de una bulliciosa área urbana. En el proceso de diseño, se prestó gran atención a mantener la verdadera naturaleza de la casa de piedra original, al tiempo que se incorporaron elementos nuevos y modernos que se adaptan a las necesidades y creencias de la joven pareja.


© Boaz Lavie

© Boaz Lavie

El elemento más significativo fue la pared de piedra caliza que atraviesa toda la casa, desde la habitación de invitados, a lo largo del patio y de vuelta al dormitorio. Con los años, la pared se cubrió con yeso que se eliminó durante la renovación, exponiendo la piedra local original, aberturas y arcos. Las paredes que se cruzan están hechas de vidrio con marco de acero, lo que permite ver la pared de piedra original por completo y crear un interesante contraste de materiales entre la piedra cálida y el vidrio frío.


Planta

Planta

Las paredes internas de piedra caliza con aberturas arqueadas, dictaron la división del plan de la casa en tres áreas: una sala de estar, cocina-comedor y un tercer espacio dividido en un área de trabajo y baño privado. Los pisos de las tres áreas se cubrieron con azulejos de hormigón ligero y marcos de colores decorados. Las aberturas arqueadas en las paredes interiores originales se acentuaron dejando una parte delgada de la piedra caliza descubierta. El baño de visitas fue completamente reconstruido con un moderno techo de hormigón desnudo y baldosas pintadas estilo oriental.


© Boaz Lavie

© Boaz Lavie

La casa está construida de forma cuadrada, con una de sus esquinas cortadas, que rodea un patio interior. Desde la calle se ingresa al hall de entrada, que conduce a la habitación de invitados y al resto de la casa. Los propietarios insistieron en un vestíbulo así, que es muy común en las casas privadas en Dinamarca, el país de origen del propietario. El corazón de la casa es, sin embargo, el patio; un tranquilo oasis verde, una fuente de agua y un jardín de flores con ciclámenes e higueras invitan a sentarse al aire libre en sillas de metal verde. En ambos lados del jardín se instaló una cubierta delgada, y en la esquina al lado del dormitorio hay una ducha al aire libre para lavarse después de la playa.


© Boaz Lavie

© Boaz Lavie

Deja un mensaje

*