La Potocine: la primera sala de cine comunitario en Ciudad Bolívar, Bogotá

Cortesía de Arquitectura Expandida Cortesía de Arquitectura Expandida

Diferentes colectivos que trabajan en proyectos para el sur de Bogotá se unieron para impulsar la iniciativa de La Potocine, la primera sala de cine no comercial y de gestión colectiva de Ciudad Bolívar en la capital colombiana. El proyecto nace de una propuesta liderada por Ojo al Sancocho, un colectivo audiovisual que ha desarrollado durante diez años una escuela y festival de cine comunitario en el barrio Potosí. A esta labor se han sumado el proyecto escuela-comunidad 'Instituto Cerros del Sur', que ha cedido en comodato el terreno para la obra, y el colectivo Arquitectura Expandida, que aporta la metodología, diseños y estrategia para la construcción de este espacio.

El trabajo en conjunto ha logrado desarrollar una estrategia para su financiamiento por medio de la participación en “Fear and Love: reactions to a complex world”, una exposición curada por Justin McGuirk y Gonzalo Herrero con motivo de la inauguración del Museo de Diseño de Londres, y que "aborda el diseño como una cuestión que trasciende lo objetual para centrarse en lo contextual y lo procesual, como ingredientes controversiales y complejos".

Situación original. Image Cortesía de Arquitectura Expandida Situación original. Image Cortesía de Arquitectura Expandida

Con motivo de la inauguración de la nueva sede del recinto cultural, una serie de videos realizados por Ojo al Sancocho documentan el desarrollo de la Potocine en Bogotá. Gracias a esto, los honorarios obtenidos constituyen la base económica para la adquisición de los materiales de la obra. Mientras que La Consejería Cultural del Ministerio de Cultura y la Embajada de España en Colombia completan los demás recursos del proyecto y cierran así un sistema de financiación colectivo a través de estrategias colaborativas con un equipo curatorial.

Cortesía de Arquitectura Expandida Cortesía de Arquitectura Expandida

Potosí es un barrio de la periferia de la localidad de Ciudad Bolívar en Bogotá. Empezó a formarse hacia la década de los años ochenta, y desde ese entonces ha crecido como barrio de carácter informal entre suelo urbano y rural. Por su naturaleza, la previsión de equipamientos, reserva para espacio público o abastecimiento de servicios públicos no ha sido contemplada dentro de su planificación y desarrollo. Sin embargo, su crecimiento se ha dado por años en cifras alarmantes debido al desplazamiento forzado y conflicto armado en demás zonas del país. Hoy, las problemáticas giran en torno al micrográfico, la minería ilegal y la falta de educación y salud del lugar.

Cortesía de Arquitectura Expandida Cortesía de Arquitectura Expandida

Ojo al Sancocho ha sido una escuela de cine que a través de los medios audiovisuales a trabajado por el fortalecimiento social, cultural, ambiental, económico y educativo del lugar. La propuesta nace de la necesidad de un símbolo social que impulse el desarrollo de la comunidad. De esta manera, una sala de cine es el elemento que pretende asistir a las actividades que desarrolla la institución, así como impulsar estas iniciativas que hacen de La Potocine la primera sala de cine comunitario de la localidad.

Cortesía de Arquitectura Expandida Cortesía de Arquitectura Expandida

La sala tiene como lugar un predio cedido por el ices Cerros del Sur. El diseño se hace a partir de dos plataformas de hormigón anteriormente ocupadas por un par de casetas prefabricadas de las cuales de conserva la superior. La falta de apoyo de instituciones condiciona fuertemente el espacio y los métodos de trabajo. Sin embargo, dicha caseta es reutilizada como parte del proyecto al dar acceso a la sala de talleres, a la sala de producción audiovisual y la sala de sonido. Así surge la Sala Potocine, del cual el colectivo Arquitectura Expandida explica:

Estructura de guadua (bambú colombiano) con revestimiento interior de teja termo acústica y exterior de policarbonato alveolar, nos permite trabajar los detalles y dejarlos vistos, entendiendo que mostrar el sistema constructivo en un proceso de autoconstrucción, también es un posicionamiento político. Los sillones de la sala de cine se construyen con la prolongación de la estructura de las cerchas que definen el graderío y con textiles que, cosidos por varias mujeres del barrio, conforman cómodas y versátiles 'sillas playeras'

Luego de 4 meses de intervención, la sala es inaugurada en diciembre de 2016. Actualmente, a finales de 2017, la sala de 140 metros cuadrados cumple un año de funcionamiento exitoso en el que se han proyectado más de 3.000 películas y cortos comunitarios, mientras el Instituto Cerros del Sur desarrollar sus actividades educativas en el día y también recibe numerosas visitas de diferentes colegios y centros culturales de la localidad.  

Organizadores: Arquitectura Expandida, Ojo al Sancocho (Sueños Film), El Instituto Cerros del Sur.
Colaboradores: La Vereda Film, Casa Cultural Airu Bain, Red de huertas de Ciudad Bolívar, Potorap, Monstruación en la gráfica, Escuela audiovisual Belén de los Andaquíes, Colectivo ambientalista “No le saque la piedra a la montaña”, LFDTLV y la comunidad del barrio Potosí en Ciudad Bolívar, Bogotá.
Fotografías: Arquitectura Expandida, Shadia Cure, Juan-David Marulanda, Siro LFDTLV.

Cortesía de Arquitectura Expandida Cortesía de Arquitectura Expandida
Cortesía de Arquitectura Expandida Cortesía de Arquitectura Expandida
Corte/Sección. Image Cortesía de Arquitectura Expandida Corte/Sección. Image Cortesía de Arquitectura Expandida

Deja un mensaje

*

captcha *