¿Cómo funcionan las fachadas ventiladas?

© ArchDaily © ArchDaily

Fachadas ventiladas o de doble piel. Nombres casi autoexplicativos para sistemas de fachadas que se componen de dos capas, generalmente de vidrio, donde el aire fluye a través de la cavidad intermedia. Este espacio –que puede variar de entre 20 cm hasta algunos metros– actúa como aislamiento frente a temperaturas extremas, vientos y ruidos, mejorando la eficiencia térmica del edificio en climas fríos y cálidos. Quizás uno de los ejemplos más famosos de fachadas ventiladas es el edificio '30 St Mary Axe' de Foster+Partners, más conocido como "The Gherkin".

El flujo de aire a través de la cavidad puede ocurrir naturalmente, o ser impulsado mecánicamente; además, entre estas dos pieles se pueden incluir dispositivos de protección solar.

Leer más »

Deja un mensaje

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.